Skip to content

OPINIÓN: Proceso de Reforma Educativa debe ser participativo

Por Adalexis Ríos Orlandi, directora ejecutiva de ASPIRA Puerto Rico

Es vital que el país conozca que ASPIRA Puerto Rico, próxima a cumplir 50 años de fundada, no tiene como misión, ni tiene la intención de administrar escuelas públicas. Por más de 40 años hemos sido aliados de las escuelas públicas del país, aportando con efectividad mediante  programas co-curriculares para fomentar la autoestima y promover el liderazgo y el mejoramiento del desempeño académico de los estudiantes, así como a través  procesos de cambio educativo sistémico y de mejoramiento escolar.

ASPIRA Puerto Rico cuenta con  un 97 por ciento de tasa  de graduación de sus estudiantes y sobre un  80 por ciento de ubicación en el sector postsecundario. Sin ser administradores de las escuelas públicas a las que sirve la organización ha logrado concertar la voluntad de la comunidad escolar para iniciar y profundizar procesos de cambio con resultados exitosos.

En torno la propuesta Reforma Educativa

No dudamos de la buena intención del legislativo y el ejecutivo.

Creemos y sostenemos que un proceso de Reforma Educativa debe ser participativo – formularse desde la base- desde la comunidad escolar y la comunidad educativa que la componemos todos los sectores de la sociedad.

Creemos que la educación tiene que atender el desarrollo humano integral y promover la formación socioemocional, creativa, la conciencia ciudadana, cultural y ambiental y la  autonomía y autogestión  y no limitarse a la “instrucción”  en el ámbito académico.

Apoyamos que separen la Agencia Local de Educación por sus siglas en inglés (LEA) y  la de  la Agencia Estatal de Educación (SEA) por sus siglas en inglés. Sin embargo, levantamos la bandera del peligro que representa la reproducción del Nivel Central del DEPR en 7 regiones. Alertamos que los cambios en estructura administrativa no cambian la cultura pedagógica.

La educación alternativa, que ha sido reconocida como una corriente educativa en Puerto Rico, mediante Ley 213 de 26 de agosto de 2012,  no debe circunscribirse a educación vocacional y técnica. Muchos egresados de las escuelas alternativas continúan estudios postsecundarios y universitarios.  A la inclusión de educación alternativa dentro de la educación vocacional y técnica  le subyace un alto grado de prejuicio contra los estudiantes en abandono escolar y en riesgo de abandono.

Es preciso tener cautela con las áreas no operacionalizadas- que se pretenden dejar a reglamentación posterior.

Avatar

laislaoeste@gmail.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: