Skip to content

Policía aprieta el paso en Aguadilla

Por Daileen Joan Rodríguez / Para La Isla Oeste

Aguadilla. A grandes males, grandes remedios.

En momentos cuando la ola de criminalidad despunta con 18 asesinatos reportados en lo que va de año en la región policiaca de Aguadilla, sus 497 policías asignados tienen “las manos llenas” durante estas próximas dos semanas, sin horas compensatorias y sin vacaciones.

Y es que se juntan las caravanas políticas con actividades relacionadas a la celebración de Halloween, “buyas” que han puesto a la alta oficialidad a diseñar tres planes de trabajo, que incluyen prevención y dar seguimiento a investigaciones en curso.

Ayer en la mañana el director auxiliar del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC), Capitán Eduardo Rivera y el Comandante de Área, teniente coronel Agustín Marrero, se reunieron con jefes de diversas unidades para discutir los planes de trabajo a ejecutar.

Todo el personal está destacado durante todos los fines de semana, incluyendo a los 40 oficiales que trabajan en tres turnos. Durante las noches habrá asignados más uniformados que de costumbre, según aseguró el Comandante Marrero.

“Debido a un alza que ha habido en asesinatos, en el área de Aguadilla, vamos corriendo tres o cuatro planes a la vez”, destacó el Comandante Marrero, explicando que los mismos contemplan caravanas políticas, la celebración de Halloween y controlar los asesinatos en los residenciales públicos, incluyendo al Distrito de Isabela.

Aunque aparenta ser que los asesinatos se han dado entre individuos locales y por motivos de controlar narcotráfico, el oficial no descarta que sujetos de otras jurisdicciones estén llegando al área de Aguadilla a participar de la criminalidad.

Es así que el Comandante urgió la cooperación de la ciudadanía. “Hay delitos que se cometen donde la ciudadanía puede aportar, porque a veces ven y escuchan. Es súper importante la ciudadanía”, acotó.

Recientemente el Superintendente José Caldero hizo entrega de vehículos, incluyendo motoras asignadas al Distrito de Aguadilla y la Unidad Motorizada, para prevenir incidencias.

Empero, los reclamos de agentes respecto a las condiciones de trabajo y los equipos disponibles para ejercer su servicio público persisten.

Recientemente el Representante Gabriel Rodríguez Aguiló responsabilizó al Súper de la Policía y le exigió explicaciones por ola criminal que atraviesa la Isla.

“Escasez de herramientas y equipos para el quehacer diario, pocos vehículos, chalecos expirados, y agentes desmoralizados son la orden del día para los miles de hombres y mujeres policías que arriesgan su vida por la seguridad de todos los puertorriqueños. Todo esto debido a la pobre administración, politiquería y falta de visión del Superintendente de la Policía, José Caldero López”, expresó el Representante en un comunicado.

Añadió que “es imperativo la búsqueda de soluciones e ideas nuevas para que el cuerpo policial cuente con todo lo necesario para realizar sus labores. Existen un sinnúmero de propuestas e iniciativas en el ámbito federal que de manera inmediata solucionarían los problemas que hoy atraviesa la Policía de Puerto Rico. Así también es preciso que con fondos federales y en unión a FBI se cree una Unidad Anti-Gangas”, dijo, haciendo referencia a propuestas federales mediante las cuales Puerto Rico podría recibir fondos que “no se aprovechan”.

 A esto, el Comandante Marrero reaccionó diciendo que “las quejas siempre surgen. Hay agentes que nunca están satisfechos con todo el equipo. Pero en esta semana nosotros hemos repartido sobre 300 chalecos nuevos a prueba de bala a todo el personal, que el seños superintendente le compró al Área de Aguadilla”, sostuvo, opinando que “todo el personal del Área tiene el equipo adecuado para llevar a cabo sus funciones”.

“Se les exige un poco más, que den la milla extra en este momento, pero es lógico que si la incidencia tiene a subir, nosotros tenemos que hacer un poco mas de esfuerzo y lograr que la ciudadanía se sienta más segura”, acotó.

Por su parte, el director auxiliar del CIC señaló que han puesto en función las fases de prevención y de investigación, para trabajar de manera eficaz el problema de criminalidad. “Por lo que se entiende que debemos ver un reflejo en la reducción de los asesinatos”, sostuvo el capitán Rivera.

Aseguró que de los 18 asesinatos, 10 han sido esclarecidos y se trabaja con posibles sospechosos para esclarecer los restantes. “No descartamos que a final de año podamos estar sometiendo algunos de estos casos”, sostuvo.

“Estamos haciendo entrevistas. Todo el personal del CIC está trabajando con esta situación, incluyendo la División de Homicidios que tiene la responsabilidad directa”, dijo.

Añadió que mantiene comunicación con la directora del Instituto de Ciencias Forenses, Eda Rodríguez, para que se agilicen los casos de interés.

Avatar

laislaoeste@gmail.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: