Skip to content

Prevalece orden para demoler piscina y remover escombros

Tribunal Supremo rechaza ver caso de Sol y Playa

Por Luis Alberto González

El Tribunal Supremo rechazó ver el caso del condominio Sol y Playa en Rincón, al declarar “no ha lugar” una petición de Certiorari y una moción en auxilio de jurisdicción.

Los representantes legales del condominio buscaban que el Supremo atendiera y revocara una orden judicial para que demuela la construcción ilegal de una piscina y áreas circundantes, así como la remoción de escombros y la restitución del área a su estado original. En la resolución del Supremo no intervino la jueza presidenta Maite Oronoz.

Al rechazar ver el caso, la orden de demolición y limpieza del área se tornaría final y firme si no restan procesos ulteriores abiertos ante el Tribunal de Instancia, o se levanta una nueva solicitud ante el máximo foro judicial.

“Nosotros estábamos confiados porque el caso de la Junta de Planificación estaba bien completo. Sol y Playa utilizó información falsa para obtener el permiso y esto fue fácil de probar”, dijo a La Isla Oeste la química ambiental y una de las líderes de las manifestaciones en el lugar, Madeline Ramos.

Advirtió que “ellos tienen hasta el 14 de junio para demoler y reestablecer el área a su estado natural. Ya no tienen más recursos legales. Solicitamos a la Junta de Planificación y al Municipio de Rincón a que hagan valer la sentencia del Tribunal de Primera Instancia de Aguadilla”.

Ramos aseguró que el campamento Carey y los ciudadanos se mantendrán pendientes en la zona hasta que se cumpla con la orden judicia

En marzo, el Tribunal de Apelaciones falló en contra de la junta de condómines al desestimar su recurso de revisión administrativa a la orden de cese y desista emitida por la Junta de Planificación.

Semanas antes, un juez del Tribunal de Primera Instancia de Aguadilla declaró nulo el permiso de construcción otorgado a la Junta del Condominio Sol y Playa en Rincón, en una sentencia publicada hoy en la que declara “ha lugar” la demanda presentada por la Junta de Planificación.

El mandato del juez Abdiel Quiñones Portalatín detuvo cualquier construcción en los terrenos en cuestión del condominio y la demolición de cualquier obra que se haya realizado bajo el permiso anulado.

“Se declara nulo el permiso de construcción consolidado número 2020-344034-PCOC-010814. Se ordena la paralización de las obras de construcción comenzadas en la propiedad objeto de esta demanda. Asimismo, se ordena a la parte demandada a demoler cualquier obra de construcción realizada bajo el referido permiso y deberá remover los escombros de la propiedad y devolverla a su estado natural, en un término de 120 días”, establece la sentencia.

Desde el año pasado residentes de Rincón y manifestantes de toda la isla se han mantenido atentos al caso, exigiendo que no se construyera una piscina en los terrenos en la playa Los Almendros, que deben ser protegidos por estar en la zona marítimo terrestre.

La Junta del condominio no se sometió a la jurisdicción del tribunal de Aguadilla y llevó el recurso ante el Tribunal Apelativo, que fue desestimado.

Luis Alberto González
Periodista at Freelance | luisalbertogonzalezpr@gmail.com

Periodista con más de 16 años de experiencia en prensa radial, escrita y digital. Moderador del segmento La Isla Informa. Miembro activo de la Junta Directiva de la Asppro.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!