La Isla Oeste

Protestan por extracción de materiales en Central Coloso

Hoy llevan a cabo una manifestación en el área de la Plazoleta, frente a la Central.

2016/Foto One Red Media

Por One Red Media

Aguada. Líderes del Centro Cultural de Aguada y del Comité Ciudadanos Aguadeños Pro Conservación del Ambiente de Aguada, radicaron una querella ante la Oficina de Gerencia y Permisos (OGPe) el pasado 3 de junio, luego de advertir que de la antigua Central Coloso se estaba retirando metales de la estructura, que está bajo la custodia de  la Autoridad de Tierras (AT).
Sus presidentes Benjamín Nieves y Jorge R. Sepúlveda, respectivamente, anunciaron que hoy llevan a cabo una manifestación en el área de la Plazoleta, frente a la Central.

La Central  Coloso fue declarada Monumento Histórico mediante la Ley 23 del 18 de agosto de 1999. A tales efectos, tiene la clasificación de Distrito de Conservación de Recurso Historico CR-H, porque forma parte importante de la Reserva Agrícola del Valle de Coloso, bajo la Ley 142 de 2000.

Tras la querella, personal de AT se presentó al lugar el pasado 8 de julio.  “El director ejecutivo de la Autoridad de Tierras, agrónomo Salvador Ramírez, alega que ha contratado a la Compañía González Equipo, Inc., para realizar una limpieza ambiental. Sin embargo, no se ha presentado evidencia del contrato radicado ante la Oficina del Contralor ni de la autorización del Instituto de Cultura Puertorriqueña”, destacó el colectivo en un comunicado.

Según denunciaron, a principios del mes de junio la compañía estaba en la gestión de extraer materiales útiles y ya había removido viradores y alimentadoras que fueron utilizadas en el proceso de molienda de la caña de azúcar. Alegadamente la compañía también se encontraba en la gestión de remover varios molinos de la Central según la versión ofrecida a los querellantes por parte de la propia Autoridad de Tierras, para que esta pudiese disponer de los mismos.

“Esta agencia gubernamental adscrita al Departamento de Agricultura y responsable de velar por las facilidades de la Central Coloso, alegó que se debía continuar con la supuesta “limpieza ambiental” y que era importante concluirla. Pero si ya se había culminado  una limpieza ambiental en estas mismas facilidades para el año 2011, cómo es posible que ahora la Autoridad de Tierras exprese que nuevamente se está realizando una “limpieza ambiental” y ni siquiera se somete un permiso de la Oficina de Gerencia de Permisos, antes ARPE”, cuestionó el colectivo en declaraciones escritas.

Denunciaron que esta corporación, a la fecha de hoy no ha solicitado permiso ante la OGPe.  “Ante la falta de otorgación de contrato y presentación de permisos,  fuimos a radicar una querella ante la OGPe el 3 de junio de 2016  bajo el número de Querella: 2016-SRQ200702. Ante esta presentación de querella,  personal de esta oficina gubernamental se presentó al lugar pero desconocemos la acción tomada si alguna. Ante la falta de toda esa evidencia y ante la continuidad de esta corporación de remover material y equipo de la histórica Central, nos vimos obligados a recurrir ante el Tribunal Municipal de Aguada para radicar una Querella bajo la Ley 140”, destacaron.

Sin embargo, señalaron que basado en la alegación de los hechos, el Tribunal Municipal refirió el caso ante el Tribunal Superior.

“La falta de evidencia demuestran que la corporación está removiendo este equipo en forma ilegal, lucrándose de recursos históricos del país y lo más triste es que esto sea avalado por la Autoridad de Tierras”, sentenciaron los ciudadanos.
Según datos ofrecidos, el origen de esta Central Azucarera de Coloso se remonta al año 1834. En ese momento fue fundada como Hacienda Caño de las Nazas por los propietarios franceses Ángel Luis Santoni y Eugenio Alers, pero al poco tiempo fue adquirida en su totalidad por el primero. En 1856 la mitad de la hacienda fue adquirida por el mayordomo Emilio Vadi y cuatro años más tarde los herederos de Santoni vendieron su participación a la sociedad comercial alemana Kuster y Compañía, radicada en el puerto de Aguadilla y fue denominada hacienda Coloso.

Entre 1874-1876 fue transformada en Central Coloso. En 1894 fue declarada en quiebra, ocasión que fue aprovechada por el peninsular, licenciado Salvador Amell Massó, de origen catalán, para adquirir las tierras y la maquinaria.  En 1904 fue adquirida por Compañía francesa Sucrerie Centrale Coloso y posteriormente por la Sociedad Agrícola Bianchi.

Durante la gobernación de Rafael Hernández Colón, 1973-1976, la Central fue administrada por la Corporación Azucarera hasta el 1999 que fue traspasada a los Colonos y su última zafra azucarera  fue en el 2002 cuando fue cerrada.

Advertisements

1 Trackback / Pingback

  1. ICP lanza advertencia a Autoridad de Tierras – La Isla Oeste

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: