Icono del sitio La Isla Oeste

Rechazan la energía nuclear en Puerto Rico

Radican en el Senado una resolución para rechazar la instalación de reactores de energía nuclear y reafirmar el compromiso a enfrentar la crisis climática con energía renovable.

San Juan. La delegación del Movimiento Victoria Ciudadana en el Senado presentó la Resolución Concurrente del Senado 41 para rechazar la implantación de la energía nuclear en Puerto Rico. La medida también ratifica la política pública en Puerto Rico de enfrentar el cambio climático con generación de energía mediante fuentes de energía renovable.

El problema de la crisis climática, resultado del calentamiento global está vinculada a la emisión de gases de efecto invernadero y plantea una amenaza sin precedentes para la humanidad. El factor central de la emisión de gases de efecto invernadero es la quema de combustibles fósiles, como el carbón, el petróleo y el gas.

El senador Rafel Bernabe mostró preocupación de que diferentes sectores quieran aprovecharse de la situación para impulsar la generación con energía nuclear.

“Aprovechando la urgencia de abandonar los combustibles fósiles se ha pretendido en el pasado y se pretende nuevamente utilizar la energía nuclear como una alternativa eco-amigable. Las personas expertas en el tema nos dicen que los altos costos, muchos peligros y efectos ambientales nocivos de la generación nuclear son conocidos y han provocado el abandono de la energía nuclear en distintos países. Ahora se ha intentado reciclar esta opción con el modelo de los llamados “Pequeños Reactores Nucleares Modulares». Estos rectores, al ser más pequeños reducen algunos de los problemas y peligros de los grandes reactores, pero no los eliminan”, explicó el senador. 

“Para atender la crisis climática en Puerto Rico es necesaria la transición acelerada a las fuentes de energía renovable”, añadió el senador. Los estudios demuestran que para 2035 Puerto Rico podría satisfacer 75 por ciento de su demanda energética con fuentes renovables, más concretamente, a través de un sistema de generación solar distribuida. Esta opción no solo protege el ambiente, sino que se traduciría en una reducción de los costos del kilovatio/hora.

La medida subraya que la tecnología de pequeños reactores aún está en etapa experimental. Todavía no existen reactores de este tipo que operen a escala comercial en país alguno, y se busca que Puerto Rico sea un campo de pruebas. Además, se pretende reducir los costos de operación de esta tecnología reduciendo los requerimientos de seguridad para operarla, y que no debe ponerse en peligro a las personas con requerimientos más laxos con tal de hacer viable está tecnología.

Además, la resolución comunicar establece comunicar al presidente y al secretario de Defensa de Estados Unidos la oposición del Puerto Rico a los planes de instalación de micro reactores nucleares en el Fuerte Buchanan o cualquier otra instalación militar o federal en Puerto Rico.

Salir de la versión móvil