Skip to content

Representante hace llamado de aumento salarial a educadores

Cabo Rojo, Hormigueros y San Germán. En la mañana de hoy, tras finalizar una reunión entre gremios sindicales magisteriales y algunos representantes de la Cámara, el representante Kebin Andrés Maldonado Martiz, elevó su voz para exigir un aumento salarial para los educadores.

“Puerto Rico lleva más de una década que el magisterio no recibe un aumento en su salario. El maestro ayuda a crear doctores, ingenieros, deportistas, artistas y todos los componentes de nuestra sociedad. Actualmente, el maestro gana $1,750 (menos de $30,000 al año) de salario base, para una profesión de tanta importancia social, aunque suene duro, es una miseria”, comentó con frustración el representante del Distrito 20 y educador de profesión.

En dicha reunión participaron el presidente de la Cámara, el representante Rafael Hernández Montañez, la representante Deborah Soto, presidenta de la Comisión de Educación, el representante Jesús Santa, presidente de la Comisión de Presupuesto, el representante Kebin Andrés Maldonado, presidente de la Comisión de Asuntos Federales, y el representante Aníbal Díaz Collazo, autor de la medida cameral para proveer un aumento salarial al magisterio.

“En el estado de Florida, el salario promedio de un maestro es de $51,166.57 por año. Ese promedio proviene de FLDOE. De igual forma, según la Agencia de Educación en el estado de Texas, la gran mayoría de maestros ganan entre $50,000 y $60,000 anuales, incluyendo bonos e incentivos. Ambos estados están clasificados como lugares con el promedio de salario más bajos para maestros en los Estados Unidos. ¿Y Puerto Rico? Estamos peor que los estados con los promedios más bajos. Si no se atiende esta problemática, no tendremos un sistema educativo para nuestros hijos, porque todos los maestros se irán”, reiteró el representante Maldonado Martiz.  

“Exigimos que se restituya el incentivo de carrera magisterial. Ante la paralización del proceso de carrera magisterial, en la cual se incentivaban a los maestros a estudiar y estar mejor preparados en el salón de clase. Tras la desaparición de estos incentivos, el endeudamiento de estos maestros con préstamos estudiantiles para que después no le pagaran lo que se había prometido, es un ejemplo de la necesidad de justicia salarial. Es impostergable no atender la situación económica de estos profesionales que son los responsables en forjar a todos los ciudadanos puertorriqueños.” 

Asimismo, el representante exhortó a la Junta de Control Fiscal a escuchar al magisterio y sus reclamos.  

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!