Skip to content

Reyes de Boquerón se adelantan para refugiados

Por Daileen Joan Rodríguez / Para La Isla Oeste

Cabo Rojo. A trece semanas del paso del huracán que les dejó sin casa, este viernes los damnificados de María refugiados en el Hotel Parador Boquemar en Cabo Rojo, celebraron la tradición de esta época festiva, entre vecinos temporeros y nuevos amigos.

La actividad fue coordinada por voluntarios de entidades cívicas de la región oeste, quienes prepararon una cena navideña para sobre 200 personas.

Una batucada de estudiantes de Cabo Rojo hizo su entrada al área de reunión, en el patio del parador donde ubican las piscinas. La música y algarabía, típica de los boricuas en estas fechas, sirvió de antesala para recibir a Los Reyes de Boquerón, quienes sorprendieron a los refugiados con regalos.

El co-propietario de la hospedería, Ángel Rodríguez Rivera, confirmó que tan solo en Boquemar, hay cerca de 70 habitaciones ocupadas con familias damnificadas por el huracán María.

“En un principio tuvimos gente del mismo área de Boquerón. Durante el huracán tuvimos gente de aquí, que todavía está quedándose. Lo mismo que lleva desde el huracán llevan ellos aquí. A parte, hemos recibido muchísima gente de diferentes partes de la Isla”, afirmó el empresario, detallando que allí refugia a personas de pueblos tan distantes como Humacao, Yabucoa, Fajardo,  Luquillo, entre otros.

“A las 3:00 de la mañana puedes ver el desfile de personas que salen a trabajar a esos lugares”, acotó, haciendo referencia a que la vida de los refugiados continúa sin importar cuán distantes estén de sus centros de trabajo y/o escuelas.

Asimismo el Hotel Combate Beach alberga a refugiados en unas 20 de 43 habitaciones –ya que las demás sufrieron daños-, según confirmó Rodríguez Rivera, citando cifras que obtuvo de la última reunión de la Asociación de Dueños de Paradores, celebrada en Boquemar este jueves.

“Todos los de la Asociación estamos dando este servicio”, dijo Rodríguez Rivera.

En Boquemar, como en otras hospederías donde se han podido habilitar espacios para refugiados, se han mantenido los empleos del personal.  Esto, ha sido un factor determinante para mantener la economía de esta industria azotada en la Isla, afirmó el empresario, que asegura “en la medida que podamos volver a la normalidad lo más rápido, mejoramos a Puerto Rico”.

Cabe mencionar que los primeros en activar esta economía para la industria de paradores fueron los grupos de personal de agencias federales y privadas que llegaron a la Isla para trabajar en la Emergencia. Fueron muchos los que se alojaron en las hospederías durante ese tiempo. “Fueron el primer empujón”, reconoció. Luego FEMA se encargó que alquilar las habitaciones para los damnificados, en aras de liberar las escuelas como refugios.

Empero, para Rodríguez Rivera esto de convertir en refugio su hotel no se mide en términos económicos. “Yo lo puedo medir en que hay gente ayudando a la gente. La ayuda que nos dan las Altrusas y mucha gente de Cabo Rojo, San Germán y Lajas -que llevan el mensaje de que aquí hay refugiados- y levantan ayuda para gente que llega sin ropa, sin agua, sin comida, etc.”, sostuvo.

Es así que, Grinich Toro junto a Miriam Torres, dos líderes voluntarias del Club Altrusas de Cabo Rojo –que preside Jeannette Pérez Areizaga-  tuvieron la iniciativa de organizar una fiesta navideña para estas familias, cuya composición va desde dos hasta cinco personas, incluyendo adultos, ancianos y niños. Cabe mencionarse que tres mujeres dieron a luz a sus bebés estando albergadas allí; recién nacidos que todavía se pasean por esos pasillos en brazos de sus familiares.

This slideshow requires JavaScript.

La Gobernadora Electa del Distrito 14 (Puerto Rico) de Altrusa Internacional, Ileana Pacheco Morales,  explicó que entre los auspiciadores para las ayudas a estos damnificados también están las cívicas de Mayagüez, Leones de Cabo Rojo, Sponsors of Hope, Fundación Antonio Fas Alzamora, Friendship del Colegio San Agustín, Panadería Caborrojeña, entre otros.

“Vinimos junto a este grupo de líderes en Cabo Rojo para tratar de traer un poco de solidaridad y apoyo. Queríamos estimularlos, decirles que esto que ha pasado (la catástrofe del huracán) puede ser un nuevo comienzo”, expresó la cívica.

La cena consistió en un menú completo que incluyó carnes, arroz, pastas, panes y deliciosos postres. Los regalos entregados por Los Reyes de Boquerón fueron colectados por las Altrusas y otros donados por las mismas voluntarias y la hospedería.

 

 

Avatar

laislaoeste@gmail.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: