Skip to content

Salud confirma seis casos de la variante P.1. en Puerto Rico

San Juan. El Departamento de Salud (DS) confirmó hoy la presencia de la variante P.1 en la Isla, mientras se mantiene monitoreando las variaciones genéticas del virus del SARS-CoV-2. Tras un acuerdo colaborativo con el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades Infecciosas (CDC), laboratorios privados y universidades para llevar a cabo el proceso de secuenciación, han identificado 237 casos asociados a las nueve variantes detectadas en Puerto Rico.  

“Es totalmente normal la evolución en los virus. Afortunadamente, sabemos cuáles son las variantes que están entre nosotros y cómo se comportan. Al momento tenemos nueve variantes confirmadas en la Isla. El CDC ha detectado seis casos de la variante P.1, identificada como la variante de Brasil. Un caso fue secuenciado en el CDC Atlanta y otros cinco de los casos fueron secuenciados en el CDC San Juan. Luego de haber completado el análisis de los casos. La investigación epidemiológica está en curso y tendremos los detalles más adelante”, sostuvo el secretario Carlos Mellado López. 

Según explicó, la variante de Brasil tiene como atributos una reducción en la efectividad de algunos tratamientos monoclonales y de la vacunación. Por esta razón el CDC la clasifican como una variante de preocupación. 

La variante predominante en la Isla es la B.1.1.7 (variante británica), inicialmente detectada en el Reino Unido. Al momento se han detectado 145 casos con la variante británica. Mientras que la variante de Sudáfrica (B.1.351) no se ha propagado y se mantiene en un caso. La variante que sí reflejó un leve aumento fue la variante de California. Unos 11 casos fueron asociados a la nueva variante B.1.429 y cinco casos fueron identificados con la B.1.427, ambas variantes californianas.

La segunda cepa con mayor exposición es la variante de Nueva York (B.1.526) con 67 casos identificados. La variante, catalogada de interés por su aumento en la transmisibilidad, ha continuado evolucionando hasta crear un linaje y un sublinaje. La B.1.526.1 se considera un linaje y un  sublinaje de la B.1.526 dado que contiene dos mutaciones adicionales a las de la B.1.526. Mientras que, la variante P.2, detectada en Brasil, no se ha propagado y se mantiene en un caso identificado.

De acuerdo a la investigación de los casos, 192 presentaron algún tipo de síntomas, ocho continúan en seguimiento médico y 211 están recuperados. De las personas contagiadas con las variantes, sólo 25 personas han requerido asistencia médica en un hospital. De éstas, 16 con la cepa británica y nueve personas con la cepa californiana. Mientras, cinco de los decesos a causa de COVID-19, luego de la secuenciación, fueron detectados con la variante de Reino Unido y Nueva York. 

De los seis casos con la nueva variante (P.1), al momento se desconoce la información de exposición, sintomatología y contactos de uno. Cinco de ellos expresaron haber experimentado algún síntoma, no requirieron hospitalización, se encuentran recuperados y no han sido vacunados. 

Mayormente, jóvenes entre 20 a 29 años es el grupo con la mayor cantidad de contagios con las variantes identificadas. Los adultos entre 30 a 59 años, también, ocupan las posiciones más altas en contagios con algunas de las variantes. La población entre 20 a 59 años sigue siendo la población con mayor contagios al virus. 

“Estamos mirando de cerca el impacto que pueda tener las variantes en la efectividad de la vacuna. Lo que sí sabemos es la eficacia que tiene para evitar enfermedades severas, hospitalizaciones y muertes. En el caso de Pfizer tiene un 95% de eficacia, moderna tiene un 94.5. de eficacia y Janssen un 85% de eficacia. No obstante, hemos identificado a 50 personas contagiadas con la serie de vacunación completada. De igual forma tenemos unas siete personas que fallecieron con la serie de vacunación completada, lo que representa un 0.0009%”, expresó Mellado. 

El Departamento de Epidemiología y el Instituto de Laboratorios de Salud Pública del DS, mantienen la una colaboración del Centro para el Control la Prevención de Enfermedades en San Juan con el (CDC San Juan, por sus siglas en inglés), la Ponce Health Sciences University (PHSU), y el PR Public Health Trust y la Universidad de Miami. para lograr la vigilancia genómica. Además, hay cinco laboratorios colaborando a través del CDC Atlanta en la isla: LabCorp, Aegis Sciences, Quest,  Helix/Ilumina y Fulgent Genetics.   

Una variante de preocupación es cuando el virus presenta cambios que lo hace tener unas características particulares, por ejemplo, ser más transmisible y por ende generar más casos de COVID-19. Las variantes de interés aún no han acumulado el número de cambios necesarios para llegar a convertirse en una variante de preocupación, pero sí tienen algunas de esas características, y por esto se mantienen en monitoreo. 

laislaoeste@gmail.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!