Skip to content

San Germán aguanta bono navideño y recesa labores hasta enero

Por Daileen Joan Rodríguez / Para La Isla Oeste

Reconociendo que los ingresos municipales se han visto afectados grandemente durante este año, el alcalde Isidro Negrón Irizarry, cursó un memorando a los empleados municipales en San Germán, para dejar constar que no hay fecha aún para la entrega del Bono de Navidad.

La carta además anticipa que del 25 de diciembre hasta el 8 de enero de 2018, se concederá un receso de ocho días laborables, con cargo a vacaciones regulares. Empero, advierte que aquellas dependencias cuyos servicios son de primera necesidad deben hacer los arreglos necesarios para que no se afecten los mismos. Estas dependencias que se mantienen activas son: Obras Públicas, Manejo de Emergencia, Policía Municipal y Reciclaje.

No es la primera vez que el ayuntamiento enfrenta una situación como esta en diciembre. Según reconoció el ayudante especial del alcalde, José García Pérez, por más de tres años consecutivos, el Municipio ha optado por irse en receso navideño como medida de austeridad ante un déficit que viene enfrentado desde el 2014.

De hecho, el pasado año, muchos empleados de este ayuntamiento expresaron inconformidad cuando –luego de prometerles que al 20 de diciembre se les haría entrega del bono navideño- no vieron reflejado el pago hasta el 29 de diciembre de 2016, cuando la mayoría de los empleados recibieron la bonificación total de $1,000 -salvo aquellos que no alcanzaron la cantidad de horas requeridas por la ley- para un total de $573,000.

La ley número 34, conocida como Ley del Bono de Navidad a Empleados Públicos fue creada en 1969 y dispone que “Todo funcionario o empleado del Gobierno…. que ocupe o haya ocupado un cargo, puesto o empleo de carácter regular o irregular, tendrá derecho a recibir un bono de Navidad cada año en que haya prestado servicios al Gobierno durante por lo menos seis (6) meses en el caso de un funcionario o empleado regular, y 960 horas en el caso de un empleado irregular”. El estatuto dispone que “el pago se efectuará no más tarde del 20 de diciembre de cada año”.

Para entonces el alcalde manifestó que estaba en espera de que Hacienda desembolsara el dinero que le correspondía al municipio por subsidio. Además, dijo que el Banco Gubernamental de Fomento (BGF) les tenía que desembolsar $1.8 millones por exceso del CAE (Contribución Adicional Especial).

Sin embargo, este año, Negrón Irizarry destacó en una comunicación -con fecha del 7 de diciembre- que: “El presente año ha sido uno de grandes retos, en especial luego del azote del huracán María”.

“Definitivamente han sido situaciones que han afectado los ingresos municipales y el flujo de efectivo”, destaca el alcalde en la carta.

 

“Debido a esto, estamos notificando de forma responsable que estamos haciendo todas las gestiones para lograr recaudar el dinero para asegurar el pago de nuestras obligaciones, como lo son la nómina, suplidores, servicios y el bono de Navidad”.

Negrón Irizarry afirmó que al momento no puede precisar una fecha en la cual se realizará el pago del bono y agradeció de antemano la “comprensión y paciencia” de sus empleados.

Años duros para el municipio

El ayudante especial del alcalde subrayó que “para el año fiscal 2015-2016 el ayuntamiento reportó un superavit de $685,706, logrando disminuir el déficit acumulado de años anteriores a $1,998,885. Ese déficit básicamente nos lo creó el cierre de (la compañía) Cordis LLC”, puntualizó García Pérez. Explicó que ello representó una pérdida de casi $1.5 millones en patentes municipales, sostuvo.

“Para el año fiscal 2016-2017 se está trabajando todavía con los auditores externos. Esperamos seguir reduciendo, con el plan de reducción de gastos implementado”, añadió el ayudante especial de Negrón Irizarry, quien no estuvo hoy disponible a la prensa por razones personales.

“Nosotros generalmente, en los últimos años, basados en la situación fiscal hemos hecho recesos navideños para economizar en muchos renglones administrativos, pero sin afectar las operaciones”, señaló García Pérez.

El efecto de las economías no se ve inmediatamente, reconoció. Sin precisar números, mencionó que se reflejan en ahorros en el consumo de agua, luz y mantenimiento de las dependencias.

Con relación al bono de Navidad -que este año en vez de ser $1,000 se reduce a $600- García Pérez reiteró que el municipio no ha logrado los recaudos necesarios para cumplir con el mismo.

“Esta vez se recrudece un poco por la cuestión de que hay una declaración de que no hay IVU (Impuesto a la Venta y Uso) en muchos renglones. Hay muchos negocios que se están levantando, o sea que los ingresos son más cortos”, dijo.

García Pérez destacó que el Departamento de Arte y Turismo con la ayuda del mismo comercio local se hizo cargo de la actividad de Navidad que todos los años suele promover el Municipio el viernes luego del Día de Acción de Gracias. Este año no hubo encendido navideño. De igual forma, se hacen esfuerzos por conseguir regalos donados para no perder la tradición de celebrar un evento de despedida de año, aunque sin incurrir en mucho gasto esta vez.

De otra parte, los suplidores también han tenido que hacer sus ajustes, pues el Municipio, que por lo regular hacía sus pagos entre 30 a 90 días, ahora ha extendido ese plazo. “Pero siempre tenemos un plan de pago y la comunicación con nuestros suplidores es buena”, acotó el funcionario.

El mensaje de logros del alcalde estaba pautado para el 15 de octubre de 2017, empero, el huracán María -que evidentemente aplazó la fecha- dejó al ayuntamiento sin sistema hábil para continuar recopilando datos para el debido informe a los constituyentes.

“OCAM ha dado una dispensa -hasta el 15 de enero de 2018- nosotros estamos pidiendo tiempo adicional… para levantar las computadoras, porque aquí se afectaron”, acotó García Pérez.

Avatar

laislaoeste@gmail.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: