Skip to content

Se asoma el proyecto para convertir PR-2 hacia Mayagüez en expreso

Por Daileen Joan Rodríguez  / La Isla Oeste

Mayagüez. Un estudio realizado por la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT) reveló que para el año 2020 un tramo de dos kilómetros que atraviesa la PR-2, será prácticamente un tapón irreverente y permanente durante las horas pico de la mañana y tarde. La imagen no dista mucho de lo que viven los conductores hoy día.

Por décadas este concurrido tramo -que sirve de “vena aorta” a la economía en el oeste, dando acceso a ciudadanos que transitan por el norte desde San Juan a Mayagüez y conectando al sur hasta Ponce- ha estado dentro de los planes de desarrollo para el municipio de Mayagüez, que finalmente anunció un proyecto aprobado y en marcha para solucionar el problema bajo una propuesta con fondos federales.

Así trascendió durante la presentación del informe de análisis y diseño preliminar de las mejoras a la intersección PR-2 y Calle San Juan, ofrecido por el gerente del proyecto, ingeniero Rey J. Morales, en una reunión de participación ciudadana celebrada el pasado jueves, 12 de abril, en el Teatro del Centro Cultural, Baudilio Vega Berrios  de Mayagüez.

“La Autoridad de Carreteras y transportación de Puerto Rico ha considerado que una posible solución para minimizar  las actuales condiciones deficientes de operación de la carretera PR-2 es convertirla –de acuerdo a las normas- a una vía tipo expreso desde Ponce hasta el municipio de Hormigueros y continuando Mayagüez y Añasco”, puntualizó el gerente del proyecto, destacando que la conversión se haría en fases.

Se trata del tramo en la PR-2 desde el kilómetro 152 en la intersección con la PR-102, hasta el kilómetro 154 donde ubica el puente del Río Yagüez. En este tramo existen seis intersecciones que sufrirán cambios una vez inicien los trabajos, cuya fecha no ha sido precisada a los medios. Estas intersecciones son: Calle San Juan, Urbanización Ensanche Ramírez, entras al Recinto Universitario de Mayagüez (RUM), PR-3108, University Plaza y PR-102.

El proyecto contempla la construcción de viaductos, la eliminación de varios semáforos, la creación de rotondas de dos carriles en varias intersecciones, entre otros elementos.

Dentro de los objetivos del proyecto esta:

  • Resolver la congestión del tránsito y mejorar los servicios en diferentes tramos
  • Evaluar la eliminación de semáforos en seis intersecciones
  • Evaluar la eliminación de accesos directos a la PR-2
  • Evaluar posibles intersecciones a desniveles y sustitución de los semáforos
  • Evaluar la construcción de marginales a ambos lados para uso de transito local, peatones, etc.
  • Minimizar el impacto ambiental en la construcción de la obra propuesta
  • Considerar los aspectos de tránsito vehicular, peatonal y ciclistas, entre otros.
  • Construcción y mantenimiento, adquisiciones de terrenos, transporte colectivo futuro y arquitectura urbana

El primer estudio realizado se llevó a cabo en noviembre de 2016 y estuvo enfocado en el Tránsito, con el fin de conocer cómo se comportan las intersecciones del tramo y determinar su capacidad en términos de tiempos de servicios (segundos por vehículo) para mejoras en las intersecciones, para lo que se trazaron seis notas:

  • A = menos de 10 segundos por vehículo, lo que significa libre flujo.
  • B = razonablemente libre de flujo
  • C = flujo bastante estable
  • D = flujo inestable
  • E = bastante inestable
  • F = sobre capacidad (tapón vehicular)

En base al estudio, se determinó que hay flujo inestable (D) durante las “horas pico” de la mañana y tarde en las intersecciones entre la PR-2 con las calles San Juan, a la entrada al RUM por el lado sur y con la Calle Chardón.

Suponiendo que no se realice el proyecto de mejoras, el estudio prevé deterioro en el comportamiento de las intersecciones para los años 2020 y 2040, para cuando se espera que el flujo vehicular caiga en categorías D y F, es decir, sobre pase su capacidad y haya tapones tanto al nivel de la intersección con la Calle San Juan, como a la altura del Mayagüez Terrace y la PR 3108.

“Esta es la razón de por qué nosotros estamos hoy atendiendo esta problemática de las intersecciones; para evitar que lleguen a estos niveles de servicios”, dijo el ingeniero González en su presentación, acompañado de funcionarios de gobierno estatal y municipal, ante una audiencia compuesta por ciudadanos de la comunidad local.

Entre las intersecciones PR-102 y PR-3108 se propone crear un viaducto y eliminar varios semáforos cercanos, aunque dejando semáforos para el tránsito local. “La construcción de los puentes será de manera acelerada”, acotó el ingeniero.

Asimismo, se proponen rotondas urbanas de dos carriles para eliminar semáforos en la intersección con la Calle San Juan, en las entradas del RUM y a la entrada de la urbanización Ensanche Ramírez.

El estudio trazó seis alternativas de posibles desarrollos que fueron presentados ante el público, contenidas en el informe final. La Isla Oeste solicitó una copia del informe pero al día de hoy no ha sido suministrada.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!