Skip to content

Seguridad alimentaria debe ser prioridad en Puerto Rico

Representante Rivera Segarra lamenta veto del gobernador a proyecto cameral

El representante Jorge Alfredo Rivera Segarra, presidente de la Comisión de Agricultura de la Cámara, insistió en la importancia de desarrollar la seguridad alimentaria en Puerto Rico y lamentó que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia vetara en diciembre pasado el Proyecto de la Cámara 10, de la autoría de Héctor Ferrer, con el apoyo de la delegación popular cameral, que buscaba crear el Consejo Asesor de Seguridad Alimentaria, adscrito a la Oficina del Gobernador.

La medida fue aprobada en el último día de sesión ordinaria el pasado 16 de noviembre, tras concurrir con las enmiendas aprobadas por el Senado.

“El propósito de la medida era crear un consejo asesor de especialistas para brindar asesoramiento, análisis y desarrollo de propuestas para el diseño de una política pública para atender la seguridad alimentaria y el abasto de alimentos, así como la protección y reactivación de terrenos agrícolas y la formación de agroempresarios locales y mercados agrícolas, entre otros temas. Ante la realidad mundial y particularmente de Puerto Rico como Isla, con una producción agrícola limitada, el PC 10 debió aprobarse. Nosotros en la Comisión de Agricultura siempre hemos estado disponibles para mejorar el proyecto con ideas adicionales”, aseguró Rivera Segarra.

La medida establecía que el Consejo iba a ser constituido por el Secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), el Secretario del Departamento de Agricultura (DA)y tres personas de probada capacidad y liderato, identificadas con el campo de las Ciencias Agrícolas, la Economía o Seguridad Alimentaria. De esos tres miembros del Consejo, uno iba a ser elegido por el Gobernador y los otros dos por la Legislatura. 

Tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado, las delegaciones del Partido Popular Democrático (PPD), Independentista Puertorriqueño (PIP), Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Proyecto Dignidad (PD) y el senador independiente Vargas Vidot votaron a favor de la medida. En el caso del Partido Nuevo Progresista (PNP), todos los legisladores presentes al momento de la votación se expresaron en contra, aunque algunos estuvieron ausentes, como Migdalia Padilla, Nitza Morán, Marissa Jiménez en el Senado y Gabriel Rodríguez en la Cámara. Al momento, ninguno de ellos ha expresado públicamente las razones para oponerse a la medida.

“Lo que buscamos fue preparar un plan estratégico sobre seguridad alimentaria para Puerto Rico, a los seis meses de la creación del Consejo y trazar una política pública frente a la crisis alimentaria mundial. Todos sabemos lo importante del tema, porque Puerto Rico es altamente vulnerable y altamente dependiente de las importaciones. En Puerto Rico producimos menos del 15% de los alimentos que son consumidos localmente y dependemos de la importación de países lejanos”, añadió el también legislador del distrito 22 que cubre los municipios agrícolas de Lares, Utuado, Adjuntas y Jayuya “Recordemos que en Puerto Rico contamos con aproximadamente 557,528 cuerdas de terreno agrícola subutilizado. Entre los años 2002 a 2007, más de 100 mil cuerdas de terreno agrícola se perdieron debido al desparramamiento urbano”, argumentó  el legislador. 

En agosto pasado, y ante el alto costo de los alimentos, principalmente de la canasta básica de los puertorriqueños, el secretario del Departamento de Agricultura, Ramón González Beiró anunció una nueva estrategia donde los incentivos otorgados por el DA estarían directamente vinculados al aumento en la producción. 

“Con este cambio se proyecta llevar la producción en la Isla, según el Secretario, cubrir entre 25% y 30% de la demanda actual, lo que supondría $1,000 millones adicionales al sector agrícola local. Eso sería una buena iniciativa que debió, a mi entender, estar basado en un plan completo y estructurado a largo plazo. Para eso es que se genera la legislación del Consejo Asesor de Seguridad Alimentaria, para darle base y profundidad a las buenas ideas que puedan surgir”, argumentó Rivera Segarra.

Según el Colegio de Ciencias Agrícolas, en la década de 1980, en Puerto Rico se producfa más del cuarenta por ciento (40%) de los alimentos que se consumían localmente y, en el 2012, apenas se produjo el quince por ciento (15%) del consumo local. Según dicho Colegio, en el 2015 se importaron al País todos o casi todos los cereales, grasas y aceites, azúcar y legumbres. No obstante, en carnes, se produjo un diez por ciento (10%) y lo más que se produjo localmente fueron los farináceos, leche, huevos y frutas. Puerto Rico se considera un importador neto de alimentos. Los principales suplidores de Puerto Rico son Estados Unidos, Canadá, República Dominicana, México y Argentina. Estos aportaron el 81% de las importaciones en eI año 2017.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!