Sin preparación para responder un evento atmosférico

Representantes del PPD denuncian que LUMA y el gobierno no están preparados para manejar una emergencia en el pico de la temporada de huracanes. Señalan que los recientes apagones lo evidencian.

Ante el inicio del pico de la temporada de huracanes, los representantes del Partido Popular Democrático (PPD) Ángel Matos García, Lydia Méndez Silva y Luis Ortiz Lugo denunciaron la falta de preparación de LUMA Energy y el gobierno de Puerto Rico para responder al paso de un evento atmosférico por la isla.

El pasado 27 de mayo, el presidente de LUMA, Wayne Stensby, aseguró que estaban listos para manejar cualquier emergencia; sin embrago, en días recientes, la empresa aceptó que carece del personal necesario para realizar labores de mantenimiento y reparación de las líneas y postes, desganche de material vegetativo y para la operación eficaz de las subestaciones eléctricas.

“Los apagones, interrupciones de servicio y la situación caótica que hemos vivido en las últimas semanas con nuestro sistema energético, apenas con lluvias leves y esporádicas, evidencian que LUMA y el gobierno le mintieron al país cuando aseguraron que estaban listos para manejar cualquier evento que nos impacte durante la temporada de huracanes”, expresó Matos García, portavoz de la mayoría en la Cámara. 

El mes de septiembre es el de más actividad ciclónica en el Caribe, y este año la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) pronosticó un volumen mayor de actividad ciclónica, al anticipar la formación de hasta 21 tormentas en el océano Atlántico.

Por su parte, Méndez Silva cuestionó cómo se garantizará el servicio eléctrico en las instalaciones de salud. “Hemos sido testigo de cómo múltiples hospitales en toda la isla han tenido que operar diariamente con generadores eléctricos, ya que LUMA los ha dejado sin servicio por largas horas, y el gobierno no ha presentado un plan para evitar la pérdida de vidas a causa de estos apagones”, manifestó la vicepresidenta cameral.

Asimismo, Ortiz Lugo, quien representa los pueblos costeros de Salinas, Guayama y Arroyo, dijo que está “altamente preocupado”, porque no ha visto un plan detallado entre LUMA, el gobierno local y Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) para mejorar la respuesta y evitar que se repita lo vivido en 2017, tras el paso del huracán María.

“No podemos creerle a una empresa que hace tres meses dijo que estaba lista para la temporada de huracanes, pero en las últimas tres semanas los apagones, la ausencia de respuestas y las faltas de respeto son la orden del día”, sentenció Ortiz Lugo, representante del distrito 30.

El trío de legisladores populares señaló que la infraestructura eléctrica de la isla es extremadamente compleja, ya que cuenta con 36 mil millas de cable aéreo y soterrado, gran parte en el área montañosa, por lo que el gobierno debe exigirle a LUMA que mientras esté a cargo del sistema eléctrico cuente con el personal necesario y cumpla con las métricas establecidas en el contrato.

“Instamos a la ciudadanía a que hagan sus preparativos y organicen sus planes de emergencia, porque por culpa de este gobierno, que ha renunciado a su responsabilidad de fiscalizar a LUMA, estamos solos y sin protección ante el paso de cualquier tormenta”, exhortó Matos García, quien representa el distrito 40,que abarca parte del municipio de Carolina.

Igualmente, los representantes mostraron preocupación ante el hecho de que, tras el fallido comienzo de clases la semana pasada en el Departamento de Educación, los planteles escolares no estén aptos para servir como refugios ante una posible emergencia.

“¿Cómo LUMA y este gobierno dicen que están listos para la temporada de huracanes si esta es la constante?”, reiteró Méndez Silva, quien representa el distrito 21, que aborda los pueblos de Yauco, Guánica, Lajas, Maricao y Sabana Grande, la zona cero de los temblores en la región sur.

Los integrantes de la delegación popular en la Cámara advirtieron que, tal y como lo han hecho desde que comenzó el cuatrienio, no claudicarán en su fiscalización continua al contrato de LUMA hasta tanto sea cancelado. 

La temporada de huracanes, que culmina el 30 de noviembre, entra en su pico en septiembre, mes en el que huracanes como María (2017), Georges (1998) y Hugo (1989) han devastado a la isla.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.