Skip to content

Someten medidas para incentivar al agro y microempresas

El esfuerzo legislativo busca atender la diferencia monetaria correspondiente al aumento del salario mínimo recién aprobado por la asamblea legislativa y el Gobernador

San Juan. Un grupo de representantes populares presentó este domingo, un paquete de proyectos legislativos con el fin de atender cualquier desequilibrio en el sector empresarial que pudiera generar la recién aprobación de enmiendas a la Reforma Laboral.

Los Proyectos de la Cámara 1100 y 1101 asistirán a los microempresarios y microagricultores en el pago diferencial relacionado al aumento del salario mínimo avalado en la Cámara de Representantes el pasado 18 de agosto.

“Estas medidas van dirigidas a proteger las pequeñas y medianas empresas que han mostrado gran preocupación en relación a las posibilidades de hacerle frente a las leyes que provocan el encarecimiento de los costos en sus operaciones”, mencionó el representante Jessie Cortés Ramos, autor del Proyecto de la Cámara 1100, que propone la Ley para crear incentivo salarial para las microempresas.

La legislación presentada por Cortés Ramos enmienda el Código de Incentivos de Puerto Rico para incluir a las microempresas dentro de la categoría de Pequeñas y Medianas Empresas (PYMES).

Según el texto del Proyecto, la legislación toma en cuenta el alto nivel de competitividad prevaleciente en la isla, la viabilidad en nuestra cadena de distribución, la poca disponibilidad de leyes proteccionistas en favor del comerciante local y la pobre planificación en la distribución de comercios en Puerto Rico.

“Para acceder al incentivo la empresa debe generar un ingreso neto menor a $500,000 anuales, debe tener no más de siete empleados, tendrá que presentar una solicitud a la Compañía de Comercio y Exportación de Puerto Rico reclamando el estímulo monetario correspondiente a cada empleado el cual consta en la diferencia monetaria en el sueldo mínimo anterior y el actual”, explicó Cortés Ramos.

“Este Proyecto ayuda a los comerciantes que son una pieza esencial en el motor que genera empleados en nuestro país”, agregó. La medida propone que desde el primero de enero de 2022 el empleador pueda reclamar la diferencia entre el actual sueldo mínimo federal de $7.25 y el nuevo salario mínimo estatal de $8.50 para un total de $1.25 por empleado por hora.

Por otro lado, el Proyecto de la Cámara 1101, radicado por el representante Jorge Alfredo Rivera Segarra, busca crear una ayuda económica para el pago de salarios de personas que se dedican a la agricultura y no participan de programas de exención contributiva.

“Actualmente existe un agravante que afecta directamente a la agricultura puertorriqueña y se trata de la falta de mano de obra diestra, un recurso fundamental necesario para poder estimular el desarrollo de distintas áreas de nuestra isla”, resaltó Rivera Segarra, representante del Distrito 22 que cubre los municipios de Lares, Adjuntas, Jayuya y Utuado.

También, la medida busca atajar los efectos de los embates de los huracanes Irma y María, los terremotos registrados en la zona sur de la isla y la actual pandemia del COVID-19 en el sector agrícola.

“Esta Cámara de Representantes está comprometida en contribuir, encaminar y robustecer la agricultura puertorriqueña. Ese es el principal motivo de estos incentivos que estamos proponiendo”, agregó.

El estímulo al sector agrícola consiste en una aportación monetaria de $3.00 por hora del salario que pague el agricultor en aquellos municipios que presenten una tasa de desempleo mayor de 9.5% promediado según los datos para el año 2020 de la Tasa de Desempleo por Municipios producida por el Instituto de Estadísticas de Puerto Rico.

Según la legislación, un microagricultor será considerado toda persona natural o jurídica que no ha reclamado deducciones, exenciones o beneficios provistos por el Capítulo 8 del subtítulo B del Código de Incentivos de Puerto Rico y tenga menos de 10 empleados en su nómina.

El incentivo lo podrán acceder parejas con ingresos anuales que no superen los $42,000 y si es un individuo, no podrá superar los $21,000. Por otro lado, queda excluido del incentivo las personas que se dediquen al cultivo del cannabis o sus derivados.De aprobarse el Proyecto de la Cámara 1101, el estímulo monetario estará disponible a partir del primero de enero 2022.

 Las legislaciones presentadas cuentan con la coautoría del presidente de la Cámara, Rafael Hernández Montañez y el representante Domingo Torres García.

Los fondos que asignan ambas medidas serán evaluados anualmente con la disponibilidad del presupuesto y en cumplimiento con la Ley PROMESA y la Junta de Supervisión Fiscal.

Por su parte, el presidente de la organización “Empresarios Por Puerto Rico”, Elliot Pacheco, destacó la importancia de apoyar medidas que incentive el desarrollo de los empresarios locales.

“Para nuestra organización, estas medidas representan el camino correcto para atender las necesidades de los empresarios locales, en especial a los micro y pequeños empresarios.  Agradecemos a ambos representantes, así como al presidente cameral, Rafael Hernández Montañèz, por colocar en su agenda legislativa a nuestros empresarios.  En Empresarios Por Puerto Rico estaremos activos promoviendo iniciativas tanto legislativas como del ejecutivo, para que el ambiente de negocios en el país propenda a incentivar el desarrollo de nuestros empresarios locales: empresarios de todos los niveles, todos son esenciales para que podamos tener un ecosistema empresarial favorable para todos y que beneficie al país y su economía”, concluyó Pacheco.

laislaoeste@gmail.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!