Skip to content

‘Son inocentes’

Por Daileen Joan Rodríguez
Para La Isla Oeste

Aguadilla. “Los señores inocentes que se pongan de pie. Ya nadie los acusa”.

José Caro Pérez, Nelson Ruiz Colón y Nelson Ortiz Alvarez se levantaron con la cabeza en alto tras escuchar de la voz del juez José Emilio González, decir que ordenará “que les retiren el grillete para que sigan con su vida y que Dios les ayude”.

Esto luego que el Departamento de Justicia solicitara hoy el archivo de la prueba del caso por el asesinato de la aguadeña Glorimar Pérez Santiago, crimen por el cual llegaron a cumplir 22 años de cárcel.

Tras la nueva ley que permite a convictos solicitar nuevo juicio con pruebas de ADN para probar su inocencia, el Tribunal concedió el proceso del que hoy el Departamento de Justicia tenía que informar cuál sería el proceder.

Los llamados “tres inocentes de Aguada” permanecieron intactos desde el primer banco del público en la sala 502 durante el turno del fiscal Yamil Juarbe, quien hizo un recuento del tracto procesal desde 1994 al día de hoy.

La víctima fue asesinada el 30 de julio de 1988 y su cadáver fue hallado semidesnudo con tres impactos de bala y varios golpes en distintas partes del cuerpo, en una playa del sector Hau en el barrio Bajuras de Isabela.

El fiscal Juarbe destacó que el único testigo presencial del caso original, Luis Monserrate Martínez, quien se retractó de su testimonio seis meses después de la convicción del trio de aguadeños, está muerto.

“El Ministerio Público no estaría disponible para explicar porqué se retractó”, expresó el fiscal, quien reconoció que “el estado se encuentra sin prueba suficiente para prevalecer “.

“Solicitamos el archivo de la prueba”, fue la línea que descargó lágrimas entre los presentes.

Eran las 10:58 am cuando familiares de Caro Pérez, de Ruiz Colón y Ortíz Alvarez se tomaron de las manos unos a otros y cerraron los ojos en calidad de alivio y redención.

El caso fue llevado por los fiscales Yamil Juarbe Molina, Phoebe Isales y Martin Ramos Junquera.

En su turno, el licenciado Julio Fontanet, del Proyecto Inocencia, manifestó que hoy se hizo justicia.

“Es hora de agradecer y reflexionar”, dijo, pasando lista de la eficiencia del Instituto de Ciencias Forenses al mantener la prueba durante tantos años; la apertura del secretario de Justicia Cesar Miranda ante el primer caso de este tipo en la Isla; y la aprobación de la ley 246 que permitió abrir pasoa un nuevo juicio con pruebas de ADN.

Desde entonces los licenciados Julio Fontanet y Vanessa Mullet Sanchez del Proyecto Inocencia, Osvaldo Carlo y José Silva dieron la batalla para lograr el histórico momento que hoy vivieron estas familias.

“Espero que los verdaderos asesinos se revelen. La Familia de Glorimar merece saber quien es el asesino”, acotó el licenciado Fontanet, quien pidió que se investigue la conducta inapropiada de policías y otras personas involucradas en el caso inconcluso.

¿Cómo es posible que tres personas inocentes puedan ser encontrados culpables? cuestionó el abogado de defensa.

Por su parte, el fiscal Juarbe concluyó diciendo que “no es la intención del Departamento de Justicia dejar este caso morir el sueño de los justos”.

“Este caso sigue en pie hasta dar con los asesinos”, sentenció al tiempo en que dijo que atenderán toda información que llegue relacionada al mismo.

Mientras, el juez reconoció el trabajo y el comportamiento de todas las partes durante los procesos que de facto producen muchas emociones.

Avatar

laislaoeste@gmail.com

1 Comment »

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: