Skip to content

Tecnoestrés, teletrabajo y COVID-19

Por Dr. Luis M. Baquero Rosas

Una inmensa mayoría de los empleados gubernamentales, profesores, maestros de los sistemas públicos, profesionales de la rama judicial, empleados de negocios obligados a cerrar, dueños de PYME que no tienen clientes a quienes serviles en sus empresas y muchos otros que no se relacionan a servicios directos e indirectos de salud se encuentran en sus  hogares intentando combinar sus labores profesionales con sus roles  de padres y madres de hijos menores, cuidadores de sus padres que se resisten a no salir de sus hogares para hacer transacciones en la calle, maestros del nuevos sistema de homeschoolingde los sistemas educativos y públicos, así como cumplir tareas del hogar dentro de un acuartelamiento total  que nos exige ser capaz de preparar desayunos, almuerzos y hasta cenas para   dentro de  una residencia o apartamento. Estas actividades profesionales y las responsabilidades familiares se combinan con el fenómeno del teletrabajo donde se labora en el hogar de manera virtual para cumplir con obligaciones laborales y profesiones en largas jornadas laborales diarias donde no hay hora de entrada o salida.

Este nuevo estilo de trabajo en el hogar con uso intensivo de tecnología genera el fenómeno llamado tecnoestrésdonde las personas comienzan a sentirse tensos y presionados por las intensivas y agotadoras interacciones digitales. El tecnoestrés en este tiempo de COVID-19 está causado por diversas razones como son  las faltas de destrezas para manejar aspectos de la tecnología de video reuniones, manejo de documentos digitales, saturación de correos electrónicos de supervisores, compañeros y clientes, la falta de experiencia en uso de plataformas de banca electrónica, sistemas de órdenes para comprar alimentos, el temor a los robos de identidad en las páginas de comercio electrónico, así como el recibo continuo de mensajes digitales  por plataformas de redes sociales, la sobrecarga de tareas escolares asignadas a los estudiantes donde los padres se convierten en maestros virtuales de sus hijos para tareas que son requeridas en plataformas digitales de estudio.

Estas tensiones junto al continuo bombardeo mediático de noticias sobre el avance del COVID-19 en la Isla en medios tradicionales o redes sociales abonan al aumento en el nivel de tensión que se mezcla con responsabilidades laborales virtuales, el temor al contagio del coronavirus, el desconocimiento tecnológico y las exigencias familiares están llevando a los profesionales de la Isla a una fase de agotamiento mental que se ha comenzado a evidenciar esta tercera semana de aislamiento social. Al ser una nueva realidad laboral que llegó como un golpe de agua a miles de puertorriqueños requieres a las empresas, agencias del gobierno y superiores el desarrollo de planes de ayuda a  empleadosinmersos en el teletrabajo, con temores al contagio y  presionados por las nuevas tecnología  y que buscan realizar  sus labores  por un periodo especial que cada día parece más extenso.

El autor es profesor de Negocios Internacionales, Consultor y fundador de Yuda Surf

Avatar

laislaoeste@gmail.com

1 Comment »

  1. Sí tiene toda la razón, nos han saturado de tanta información que nos a causado mucho estrés por información en diversos medios.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: