Skip to content

Tres deseos

Por Vionette Pietri, J.D.

Recordaba la historia de esta mujer sobreviviente de violencia doméstica que conocí hace varios años. Por más de tres décadas fue objeto de abuso sicológico y físico por parte de su esposo. En el momento que la conocí en la Fundación Baila Corazón, le ofrecí Talleres de Motivación, como parte del Programa Mujer Audaz, donde le ayudamos a reencontrar su dignidad y amor propio. La primera vez que nos reunimos le pregunté cómo se definía en una sola palabra y me respondió: “Cobarde.” Más adelante le hice la misma pregunta y para mi sorpresa me respondió “Valiente.” Entonces le hice la pregunta ¿Qué deseas de la vida? Le entregué un listado y un bolígrafo. Estuvo minutos titubeando sin saber qué escribir.

En ocasiones nos pasamos la vida ocupados con tantas cosas, el trabajo, los hijos, los estudios, haciendo malabarismos para salir adelante y tan enfocados en sobrevivir… que nos olvidamos de nuestros deseos, nos olvidamos de vivir…

Te voy a pedir a ti que lees esta columna que por un instante te olvides de tus preocupaciones, de las deudas, de los problemas y pienses por un momento en tus deseos. ¿Si yo te preguntara a ti, dime tres deseos que tienes, sabrás con certeza cuáles son? Eso es parte de conocerte a ti misma(o) y de ponerte expectativas altas para que alcances lo que anhelas en la vida.

La mujer de la historia resumió finalmente sus tres deseos así:

  1. Ser feliz.
  2. Tener buena salud
  3. Tener mi propia empresa.

Puede ser que para ti sea más importante la abundancia espiritual, la estabilidad económica.

Identifica cuáles son tus tres deseos. Tal vez deseas terminar tus estudios, obtener un buen empleo, comenzar un negocio propio, terminar una relación nociva, comenzar una nueva vida en otro lugar, tu corazón sabe lo que deseas.

Desempolva el baúl donde has guardado tus deseos y retoma tus sueños. No te pases la vida viendo pasar el tiempo sin lograr lo que te hace feliz. ¡La vida es una sola!

¿Cuántas personas has escuchado frustradas porque no se atrevieron ir tras sus sueños? ¿O los pospusieron por su esposo, o sacrificaron por sus hijos?

Nunca es tarde para alcanzar tus sueños, para hacer realidad tus deseos. No importa la edad, los puedes lograr si te lo propones.

¿Ya pensaste en tus tres deseos? Tal vez tienes más de tres deseos. Te recomiendo que los anotes, que los veas como ciertos, y que hagas lo necesario para hacerlos realidad. Hoy día la señora de la historia trabaja en su propia empresa, atrás quedaron sus heridas, es una mujer auto suficiente. Es definitivo que lo que desee tu corazón, lo puedes lograr.

La autora es abogada, empresaria, conferencista internacional y directora de la Fundación Baila Corazón. Visita su sitio web: www.latinasempowerment.com

Avatar

laislaoeste@gmail.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!