La Isla Oeste

#TuVotoIsla2016: ‘Todavía no me convencen’

El autor entiende que en el ámbito político solo se preciben voces poco realistas con mensajes nada convincentes para el electorado.

2016/Foto One Red Media

Por Rafael Suárez / Para La Isla Oeste

Mayagüez. A menos de 80 días para la celebración de las Elecciones Generales en Puerto Rico el ambiente es dominado por una notable incertidumbre, una evidente apatía y hasta cierto grado lo que espera la inmensa mayoría de nuestra población son los efectos de la Junta Fiscal impuesta por el Congreso federal.

Tanto por parte de los políticos incumbentes como entre la mayoría de los aspirantes a puestos electivos lo que aparenta predominar es un evidente estado tanto de apatía como de confusión. Por ello lo que escuchamos y palpamos los electores son unas voces poco realistas con mensajes que en nada convencen para favorecerlos en las urnas.

La  pregunta inmediata que surge es si tendremos propuestas realistas concordes a la crítica situación social, económica y política en que se encuentra Puerto Rico. Otra duda entre quienes observamos objetivamente los efectos inmediatos de una campaña partidista es si vamos a acudir masivamente a los colegios electorales o si vamos a presenciar un alto grado de abstención entre los electores.

Desde el punto de vista demográfico nos preguntamos cuánto habrán abonado a esta situación la emigración de un amplio sector de nuestra población adulta y la común apatía del sector joven a los eventos electorales.

Estamos conscientes de que sector profesional ha sido uno de los más afectados por la emigración y ello nos lleva a pensar particularmente en las ramas de los agentes de publicidad y en los especialistas en los campos especializados, como en economía. De esos, así como de otros campos, surge la mayoría de los consejeros electorales que asisten a los candidatos a elaborar sus campañas.

Más allá de la propaganda publicitaria, en algunos medios la campaña ha sido una muy limitada en la divulgación de mensajes que puedan motivar al electorado. La mejor prueba de esto lo representa la casi total ausencia de banderas partidistas que tradicionalmente se observaba en campañas anteriores. Ni hablar de la escasa participación en las pocas manifestaciones organizadas hasta estos días.

Quisiéramos poder leer los programas oficiales de cada partido político así como de aquellos candidatos independientes. Lo único que hemos leído son meros bosquejos publicitarios de unas ideas generalizadas de lo que pudiera servir de un verdadero y efectivo plan de reconstrucción de un país sumido en una grave crisis desde hace varias décadas.

Hay que insistir en que se produzcan propuestas realistas para acatar la crisis social matizada por el alto grado de dependencia; la grave situación económica que afecta tanto al Gobierno como al comercio; la banca; la escasa actividad manufacturera; el sector de servicios, entre otros. Insistir además en trazar una meta realista para resolver el eterno problema político y reconocer que Puerto Rico cuenta con recursos poblacionales suficientes para una mejor organización como pueblo.

Confiemos no solo en que surjan Propuestas Realistas antes del 8 de noviembre, sino en que logremos unir un pueblo en busca de verdaderas soluciones a los problemas que nos aquejan. Las generaciones actuales y las futuras lo habrán de agradecer.

Advertisements

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: