Skip to content

‘Un patriota, un amigo, un altruista’

Por Daileen Joan Rodríguez / Para La Isla Oeste

Aguadilla. Familiares, amigos y colegas del prominente abogado Roberto C. Rafols Dávila, quien falleció a la edad de 71 años en un accidente de tránsito en la carretera 110 el pasado 22 de noviembre, se despidieron hoy de sus cenizas en la funeraria Hernández Rivera en Aguadilla.

El accidente fue reportado a eso de las 6:49 pm en la intersección con la carretera 466 km 30.6, en jurisdicción del barrio Maleza Alta, donde falleció en el acto.

Esta tarde se celebraron dos servicios religiosos en su memoria, donde una gran cantidad de personas se dieron cita para rendirle tributo y despedida al fallecido licenciado Rafols Dávila.

Mientras que el próximo lunes 5 de diciembre sus cenizas serán recibidas en el Colegio de Abogados de Puerto Rico.

“El fue muchas veces delegado de Aguadilla ante el Colegio de Abogados de Puerto Rico. Lo hizo con mucha dignidad y mucha efectividad, en todo momento defendió a la clase togada”, explicó el licenciado Roberto Cardona Ubiñas,  portavoz designado de la familia para hablar sobre el difunto.

Rafols Dávila  fue uno de los abogados de la región oeste que más se distinguió en la práctica federal. “El era un gran litigante del Tribunal Federal. De hecho tuvo grandes éxitos e hizo grandes cantidades de dinero en su gestión por demandas civiles a nivel federal, y en tribunales estatales también se destacó como abogado criminalista”, acotó Cardona Ubiñas.

‘Un patriota, un amigo, un altruista’

“Desde que éramos niños, yo conozco a Robert. Vivíamos en la calle Corchado en Isabela. Como expliqué esta tarde en su velatorio, los aspectos de su vida los podemos resumir en que tenía dos metas: la libertad de su patria, pues era un patriota independentista; y segundo que no quería que nadie estuviera triste al lado de él”, narró el portavoz de la familia.

Durante el memorial, Cardona Ubiñas elogió los dones de persona de su amigo, destacando su inteligencia y el compromiso que siempre mantuvo con sus casos en corte. “También fue un gran pescador y cazador deportivo. Además respaldó muchas causas por la niñez”, detalló el amigo, quien opina que el área oeste tiene “un sentimiento de orfandad ante su partida”.

Rafols Dávila fue muy conocido en la región oeste, al provenir de una familia muy distinguida en Isabela. Su padre, Edwin Rafols Avilés, fue terrateniente y propietario del Teatro Rafols de Isabela. Se le conoció también como el comerciante que con éxito introdujo las marcas de camiones MACK y Diamond en Puerto Rico.  Su madre, Isabel Dávila, fue bibliotecaria de la escuela superior de Isabela.

A Rafols Dávila le sobreviven su esposa Iraida Segarra Torres, sus tres hijos Laura, Iraida y Roberto, nietos y sobrinos que lo adoraban.

Fortalecidos en medio de la doble tragedia

A pesar que la hija, Laura, declinó de hacer expresiones públicas en torno a la doble tragedia que sufrió a finales de noviembre, cuando además de la pérdida de su padre enfrentó la muerte de su esposo José M. Díaz García de 45 años, el portavoz de la familia asegura que todos están fortalecidos en su fe.

El servicio religioso en la memoria de Cheo, como lo conocían sus allegados, se llevará a cabo mañana, de 1:00 pm a 9:00 pm en la misma Funeraria Hernández Rivera en Aguadilla, según anunció su viuda en las redes sociales.

“La hija es una persona de mucha fortaleza espiritual”, dijo, destacando que por años ha venido asistiendo a una iglesia cristiana “donde se ha destacado dando testimonios que ayudan a todos los feligreses”, acotó.

“Lleva una vida muy parecida a la de su padre. Se ve fuerte y a la viuda también se le ve con mucha fortaleza. Es muy difícil pero se han sobrepuesto al dolor”, concluyó Cardona Ubiñas.

Avatar

laislaoeste@gmail.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: