La Isla Oeste

Una carta a mi Madre

La autora es abogada, conferencista internacional, agente de bienes raíces licenciada en la Florida y directora de la Fundación Baila Corazón.

Por Vionette Pietri, J.D.

Si pudiera escribirle una carta a mi madre le diría tantas cosas. Lo primero que le diría sería que la vida sin ella es otra cosa. Que la extrañamos tanto… porque era un rayo de sol que nos brindaba alegría  y fortaleza a todos. Le contaría que el día que todos entramos a esa habitación de hospital, para despedirnos sin saberlo… había tanto amor en ese lugar…  que se fue tan amada como nunca hubiera soñado.

Le diría que le dije adios al amor de mi vida, luego de más de una década a su lado. Al hombre que ella adoraba y pensaba era mi complemento perfecto. Le contaría que mis libros los he presentado en diversos países como ella quería. Que he extrañado tanto me acompañe en mis viajes internacionales. Que ya voy a publicar mi quinto libro, y que ella como siempre, es parte esencial de las historias que cuento. Además, le hablaría sobre sus nietos y sus bisnietos. Lo bellos que son, las cosas que han logrado, lo que les falta por lograr.

Sobre todo, le contaría que quisiera irme de crucero con ella, que me arrepiento de no haberlo hecho. Que ahora mismo viviría conmigo. Para disfrutar juntas las aventuras que me pidió viviera.

Le diría que el mejor cumplido en mi vida me lo hizo ella cuando me escribió: “Deseo que tengas una hija como tú”.

Le contaría que no la tuve, pero que tengo sobrinos, sobrinos nietos que amo entrañablemente y unas ahijadas adorables que son como mis hijas.

Si mi madre pudiera leer esa carta le diría que muchas cosas injustas han pasado porque ella no está. Que estoy segura no las hubiese permitido. Pero que igual, nos toca aprender de la ingratitud, y seguir adelante con la certeza de que dimos demasiado aunque no seamos valorados.

Le diría que extraño su sonrisa, esa fuerte, sonora. Su belleza. Cada mañana que me decía aún en momentos de severo dolor ante su condición de salud: “Hija querida vamos a pasarla bien.” Le contaría que el doctor le había dado una prognosis de vida de tres meses, pero ella con su fe y alegría de vida, vivió tres años más. Le agradecería que haya esperado a que llegara para despedirse al otro día. 

Que extraño su sabiduría, su fe en mi. Creo que esa carta no tendría fin. Le agradeceria su legado en mi, lo que heredé de ella y de mi padre, que me hacen ser única. Le agradecería que inculcó en mí que desarrollara mi intelecto porque me ha dado poder.

Le daría gracias por mis hermanos, por el padre que eligió para mi. Le contaría que es el mejor padre del mundo. El que me acompaña a distancia en todas mis aventuras y retos.

Le diría en esta carta a mi madre, que en esta década sin ella he logrado tantas cosas que soñaba para mi. Que faltan muchas más y que ciertamente lamento no poder disfrutarlas junto a ella. Le contaría que todos los días le doy un beso a la foto que tengo de ella en el refrigerador. Que aún hablo con ella, y le cuento mis penas y mis alegrías. Que me tomó años dejarla ir, pero que lo tuve que hacer porque me dijeron tenía “delirio” por ella. Pero que vive en mí y en todos nosotros. Que nunca la olvidamos y que la amaremos por siempre.

Le confesaría que llevo esta década tratando de terminar la película de su vida, para que muchos conozcan como una mujer que fue tan maltratada, puede seguir adelante llena de amor, sin amargura, y criar una familia de triunfadores.

Al final, le agradecería porque por cosas de la vida, fue a mi que me tocó vivir con ella la última noche de su vida. Sus últimas palabras fueron, aún sabiendo que se nos iba: “Hija querida duerme, no sigas desvelada cuidándome, que mañana nos vamos de shopping.”  Le agradecería porque esa energía tan positiva, es la que me da fuerzas para seguir adelante sin importar las circunstancias, porque sé que ella donde quiera que esté quiere verme plena y feliz. Que aunque las lágrimas no me dejan ver lo que escribo, sé que ella quiere que las limpie para ver claramente mi prometedor futuro.

La autora es abogada, conferencista internacional, agente de bienes raíces licenciada en la Florida y Directora de la Fundación Baila Corazón. Visita su sitio web: www.latinasempowerment.com

Advertisements

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: