Skip to content

USACE: La AEE y la AAA siguen a cargo de la toma de decisiones operacionales en embalse Guajataca

El Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos (USACE por sus siglas en inglés),  estima que el costo total de los trabajos de reparación en el embalse Guajataca será de cientos de millones de dólares.

En este momento, la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA por sus siglas en inglés), está en proceso de establecer un mecanismo para financiar parcialmente la primera fase que incluye completar el análisis de riesgo y otros estudios, según informó USACE en un comunicado.

Cada aspecto de los trabajos en el embalse Guajataca, incluyendo la coordinación y toma de decisiones en los trabajos de reconstrucción luego del paso del huracán María, ha sido entre USACE, FEMA, la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), la autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) y el Negociado de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (NMEAD) de Puerto Rico.

Nota relacionada: [CHEQUEO] Tania Vázquez: “ La responsabilidad de la administración y mantenimiento de su infraestructura recae exclusivamente sobre sus dueños. La mayoría son de la AEE y la AAA ”

Para controlar el riesgo de una falla total del aliviadero y de la represa durante los trabajos de reparación, USACE recomendó a la AEE mantener el nivel de agua del embalse en 192.5 metros durante la temporada de lluvia y 194.25 metros durante la temporada seca. Sin embargo, las autoridades sostienen que en el 2019 los niveles del embalse nunca superaron los 193 metros debido a las condiciones climáticas locales y la baja precipitación que históricamente se registra entre los meses de Octubre a Marzo en la cuenca del Guajataca. 

Mientras USACE funge como asesor técnico y agente de construcción de FEMA, la AEE y la AAA siguen a cargo de la toma de decisiones operacionales y de mantener informado al público sobre los cambios en niveles de agua del embalse y/o apertura de compuertas para descargas en caso de aviso de inundaciones, comunicó la agencia federal en un parte de prensa.

Foto Suministrada USACE

La AEE, es la agencia propietaria y operadora de la represa responsable de proveer agua cruda a las plantas de la AAA,  quien a su vez es responsable del tratamiento, distribución y suministro de agua potable a sus clientes. El USACE ejecuta sus funciones bajo la dirección de ambas agencias siguiendo sus procedimientos y requisitos operacionales, puntualiza el comunicado.

La falla de la represa de Guajataca sería catastrófica para la seguridad y el bienestar de la población local y para la economía del área noroeste de la isla y de Puerto Rico en general. Por esta razón, la AEE ha notificado a USACE que su prioridad es evaluar la integridad de la represa para determinar las condiciones actuales y el ámbito de trabajo requerido para proceder con las reparaciones permanentes una vez que las medidas temporales se hayan implementado en su totalidad. La AEE solicitó la asistencia técnica de USACE para realizar un análisis de riesgo de la represa y todos los estudios necesarios para desarrollar el diseño y la construcción de una solución permanente. 

Recordamos que en Septiembre del 2017, luego del huracán María, FEMA activó al USACE para trabajar en diferentes misiones, incluyendo la de inspeccionar 17 represas en alto riesgo y/o cuya integridad estructural habría sido afectada tras el paso del ciclón.  

Entre las represas identificadas como de alto riesgo, se encontraba la estructura de almacenamiento de agua más importante del área noroeste de Puerto Rico: el embalse Guajataca.

Sin embargo, el embalse propiedad de la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico (AEE) y que almacena el agua distribuida en gran parte del noroeste de la isla, no tuvo su turno de inspección por USACE antes de que el 23 de septiembre del 2017 comenzara a dar indicios de un fallo potencial del aliviadero causado por la precipitación sin precedente registrada en la cuenca del lago Guajataca. La erosión causada por el desbordamiento continuo del aliviadero y la fuerza del agua destruyeron parcialmente la estructura de concreto, la tubería principal que suministraba agua desde el embalse hasta la planta de tratamiento de agua potable y causó daños significativos a las compuertas de la represa. 

Ante la preocupación de un fallo del aliviadero, se inspeccionaron las condiciones y al equipo de USACE se unieron agencias locales y federales y procedieron con las reparaciones para evitar un colapso; la directriz de FEMA no tardó en llegar a USACE. 

(U.S. Army photo by: Pfc. Deomontez Duncan)

Inmediatamente USACE solicitó apoyo de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, quienes utilizando helicópteros, instalaron barreras de concreto y sacos de arena (“supersacks“) al pie del aliviadero para estabilizarlo y controlar el riesgo inmediato. Además, FEMA pidió al USACE que instalara y operara bombas para mantener los niveles de agua seguros para los residentes al pie de la estructura. Por esto, la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados de Puerto Rico (AAA) tuvo que suministrar agua mediante oasis a los siete municipios que se suplen del lago. 

Todavía hoy, la Ingeniera de Área de USACE para las Antillas, ingeniera Maricarmen Crespo, sostiene que “la rápida acción de USACE al solicitar apoyo de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos y la respuesta inmediata de ellos para entregar material a la represa evitó una posible catástrofe”.

“Más de diez agencias locales y federales, así como personal militar, apoyaron la misión de emergencia para estabilizar el aliviadero, el éxito de la operación se debió a su rápida respuesta y su voluntad de colaborar para lograr el objetivo en común”, dijo en un comunicado.

Las medidas establecidas de inmediato como respuesta a la emergencia redujeron el riesgo de falla inminente del aliviadero, sin embargo las condiciones en el momento presentaban un riesgo de fallo durante un desastre natural en el futuro. En su capacidad de asesor técnico para FEMA, USACE recomendó la implementación de medidas temporales adicionales que fueron aceptadas; la ejecución de seis medidas destinadas a reducir el riesgo y proteger a las comunidades aguas abajo de la represa Guajataca fue autorizada, en espera de las reparaciones permanentes. La implementación de dichas medidas se logró a través de cuatro contratos adjudicados a un contratista local y a otros pequeños negocios, con un costo de más de $20 millones.

Luego que en diciembre del 2018, se completaran cuatro de las medidas temporales recomendadas, la AEE y la AAA retomaron el control total de las operaciones de suministro de agua. Se espera que las medidas temporales restantes se completen en el 2019.

“Estamos trabajando mano a mano con AEE y AAA, comunicándonos a diario, asegurando que todo el trabajo se complete de manera segura y puntual”, dijo el Ingeniero Residente de la Oficina de USACE en las Antillas, Ing. Wilmel Varela. “Reconocemos la importancia que tiene este proyecto y la mejor manera de lograrlo es trabajando como un solo equipo”.

El trabajo en la represa de Guajacata es uno de varios proyectos de control de inundaciones que USACE está construyendo en la isla.

Fuente: Catalina Carrasco del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de  EE. UU., Distrito de Jacksonville 

Avatar

laislaoeste@gmail.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: