Skip to content

Vista del Congreso revela que el contrato de LUMA permite el servicio deficiente que ha afectado al pueblo los pasados meses

2021 / One Red Media

Coalición Queremos Sol da la bienvenida al compromiso del Comité congresional de Recursos Naturales de conducir una investigación más amplia

San Jua. Una vista efectuada este miércoles por un comité del Congreso de los Estados Unidos demostró que el contrato es tan deficiente  y desventajoso que le permite a LUMA sus abusos y falta de servicio, sin consecuencias reales para esa empresa.  Mientras el país enfrenta la presión de las interrupciones constantes y prolongadas en el servicio eléctrico, el presidente y CEO de LUMA, Wayne Stensby, se mostró complacido con el desempeño de la empresa al punto de darle calificación de “B”.

“La complacencia de Stensby con un servicio que ha significado pérdidas económicas para familias y comercios está amparada en un contrato que se hizo a la medida de los privatizadores y en perjuicio del pueblo de Puerto Rico”, expresó Ingrid Vila Biaggi, presidenta de CAMBIO PR y portavoz de la coalición Queremos Sol.

Por su parte, Myrna Conty, coordinadora de la Coalición Anti-incineración y miembro de Queremos Sol añadió que “la gente en la isla coincide con que el servicio de LUMA estos pasados meses merece una ´F´”.

Al finalizar la vista, el congresista Raúl Grijalva, presidente del Comité, señaló la necesidad de una investigación más amplia sobre el contrato de LUMA. Los portavoces de Queremos Sol acogieron el señalamiento. “Esperamos que el comité profundice en atender los asuntos preocupantes de esta privatización”, dijo Vila Biaggi.

La vista evidenció de nuevo la falta de transparencia y la falta de conocimiento de la isla por parte de LUMA. En sus respuestas a congresistas, Stensby admitió que no sabe el número de empleados de servicio al cliente que tenía Luma el 1 de junio e indicó desconocer el ingreso promedio en Puerto Rico. Stensby se negó a proveer información sobre los sueldos de los empleados y ejecutivos de LUMA, después de haber dicho que cree “completamente” en la transparencia.

“Es inaceptable que el presidente de una empresa que provee un servicio básico y esencial que afecta el bolsillo de todos los puertorriqueños y que recibe millones de fondos públicos, ni siquiera sepa información básica sobre la situación económica de la Isla”, planteó Conty. 

Por otro lado, el uso de los fondos federales para la reconstrucción del sistema eléctrico también fue tema importante de los congresistas. A pesar de los recientes aumentos en el costo de gas natural, y el hecho de que Puerto Rico todavía genera 97% de su energía de combustibles fósiles, los representantes de la Autoridad de Energía Eléctrica y la comisionada residente Jennifer González insistieron en utilizar fondos federales para el desarrollo de más proyectos de gas natural licuado en Puerto Rico, lo que prolongaría el uso de combustibles fósiles, caros y contaminantes.

“El desarrollo de más proyectos de gas natural va a impedir la trasformación a la energía renovable y sería una pérdida de recursos federales valiosos que podrían ser utilizados para impulsar la transformación a un sistema renovable y distribuido que necesitamos”, dijo Ruth Santiago, abogada ambiental y también portavoz de la coalición Queremos Sol.

En su ponencia, Santiago enfatizó la importancia de utilizar los fondos de FEMA para invertir en energía solar en techos con almacenamiento para reconstruir una red eléctrica realmente resiliente y asequible. Su ponencia urgió al gobierno federal a “repartir la cantidad histórica y única de fondos de FEMA para el sistema eléctrico de Puerto Rico para energía solar en techos con almacenamiento y programas de eficiencia energética para brindar un servicio eléctrico que salvará vidas”.

Grijalva se mostró receptivo al planteamiento de Queremos Sol al señalar que el Comité indagará con FEMA sobre la posibilidad de utilizar fondos federales asignados por esa agencia para facilitar la instalación de energía solar en techos de hogares y comercios. 

La vista de hoy del Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos indagó sobre sobre la Autoridad de Energía Eléctrica después de la Implementación del Contrato de Transmisión y Distribución de LUMA. Muchas preguntas de las congresistas enfocaron en el deterioro en el servicio eléctrico después de la entrada de LUMA. 

En su ponencia, el Dr. Agustín Irizarry, profesor de ingeniería eléctrica en la Universidad de Puerto Rico en Mayagüez y asesor técnico de la coalición Queremos Sol, enfatizó que el deterioro del servicio eléctrico se debe a la falta de empleados cualificados y experimentados de la empresa. “El capital humano no se puede reemplazar en unos meses y, con respecto a puestos especializados como operadores de despacho y celadores de línea, requiere años de capacitación para que una persona sea realmente proficiente”, dijo.

En la vista, Fernando Gil, presidente de la junta de gobierno de la AEE, admitió que fue una avería en una línea de transmisión que maneja Luma lo que provocó la salida del servicio de la unidad 6 de Costa Sur, y que demorará cuatro meses en arreglar. Pero a la vez se distanció de cualquier posibilidad de cancelar el contrato ante incumplimientos de LUMA amparándose en que se tiene que “respetar el contrato”. Por su parte Fermín Fontanés, director ejecutivo de la Autoridad para Alianzas Público-Privadas, la entidad encargada de la fiscalización de LUMA, el servicio deficiente de la empresa cumple con el contrato.

laislaoeste@gmail.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!