Se hace urgente transformar la educación

Por Haydeliz Ramírez Natal

Desde que la pandemia por COVID 19 comenzó, tanto escuelas de educación básica como universidades, se han visto en la obligación de transformar el modo de educar en todos los aspectos. Estos cambios inesperados dieron el aire de que finalmente el proceso de enseñanza – aprendizaje al fin alcanzaba la tan necesaria reformación y evolución.

Sin embargo, si analizamos detenidamente estas medidas no trabajan el problema real que enfrenta la aspiración a una educación de calidad. Tras la crisis económica que se enfrenta a nivel mundial cada vez son más las familias que ven como inaccesible una educación de calidad para sus niños y niñas. ¿Qué podemos hacer los directivos de sistemas educativos tanto público como privados?

  • 1. Llevar el aprendizaje a todas partes: Educación híbrida no sólo significa combinar clases virtuales y presenciales, sino que debe implicar una verdadera inmersión y aprendizaje activo logrando que los estudiantes sean capaces de aplicar lo aprendido al mundo real. Es por esta razón que las instituciones deben procurar más allá de lograr aprendizaje desde cualquier parte, enfocarse en alcanzar procesos lúdicos genuinos en cualquier parte.
  • 2. Reemplazar modo tradicional por aprendizaje activo: Es momento de que las instituciones se enfoquen en resultados reales y tomar en consideración basar sus métodos de enseñanza a base de las ciencias del aprendizaje. Está demostrado que nuestro cerebro no aprende escuchando y la poca información que aprendemos de ese modo, lo olvidamos fácilmente. El aprendizaje efectivo se encuentra en principios como: aprendizaje espaciado, tomar en cuenta las emociones de los estudiantes, y aplicación de conceptos estudiados. Se ha probado que esta práctica no solamente mejora el proceso enseñanza – aprendizaje, sino que también puede evitar las lagunas cognitivas.
  • 3. Destrezas de enseñanza relevante al mundo actual: Más que continuar enseñando para un mundo que no existe necesitamos educar en destrezas que se mantienen relevantes a un mundo en constante cambio activando el pensamiento crítico y la solución de problemas
  • 4. Utilizar diversas herramientas de evaluación en lugar de sólo exámenes estandarizados: Estrategias de evaluación que combinan las herramientas formales e informales en el proceso enseñanza aprendizaje, van al estudiante a un notable mejoramiento en su desempeño.

En conclusión, para realmente transformar la educación se requiere mirar a la raíz del problema causante de estos niveles de rezagos cognitivos en nuestros estudiantes. Se hace urgente reevaluar lo que hemos estado haciendo por décadas entiéndase, currículos, pedagogía, tecnología y el mundo real sin olvidar de la inclusión en todos los ambientes educativos.

La autora posee una Certificación en Ciencias del Aprendizaje avalada por la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Cayey. Cuenta con sobre 18 años de experiencia en el campo de la educación. Dirige la primera agencia neuroeducativa certificada y acreditada internacionalmente a nivel federal. Desde el 2016 ofrece educación desde Pre-Kinder a 12, utilizando un sistema individualizado y sensorial; localizada en Arecibo y Manatí. ha liderado otros proyectos y colaborado con medios de comunicación en temas de educación desde un enfoque Neuroeducativo. Para más información pueden llamar al (787) 942-8877.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.