Skip to content

Artista mayagüezana presenta su arte en prestigioso museo de Londres

Por Daileen Joan Rodríguez / La Isla Oeste

¡Llegó a Londres! En su corta carrera como artista de la disciplina plástica, la mayagüezana Susan Olivera Alonso nunca imaginó que una de sus obras llegaría hasta La Tate Modern, considerado el museo más visitado en el Reino Unido.

Con el corazón en la boca, llena de ilusión, la novel artista puertorriqueña sale este miércoles para Londres, para asistir a la apertura de la exposición, titulada Shifting Self Identity, que arranca el viernes, 26 de abril.

“Siempre ha sido de los (museos) top ten del mundo, y ahora mismo es el número uno en Inglaterra”, dijo arrojada a la suerte. “Es una combinación de alegría, privilegio y a la misma vez, como que humble (humilde), porque no es típico que una obra de una persona que todavía es una artista emergente sea expuesta en un foro como este… aunque sea una exposición especial y corta ¡sigue siendo el Tate!”, exclamó en entrevista con La Isla Oeste, confesando que todavía no lo puede creer. “Lo creeré cuando yo llegue al Tate ese día y vea mi cuadro en la pared”, dijo.

Según reportes de EFE, “la llamada Asociación de Atracciones con mayor número de visitantes del país (Association of Leading Visitor Attractions -ALVA) reveló que solo en el último año, casi 5.9 millones de personas acudieron a la galería de arte moderno londinense”. Allí, durante los pasados meses, se han mostrado renombradas obras de Picasso y Modigliani.

Unos visitantes en una de las salas de la Tate Modern de Londres. EFE/Archivo

La muestra es parte de la iniciativa de arte Breast Cancer Art Project, una plataforma de expresión y método terapéutico para quienes enfrentan la enfermedad del cáncer. Precisamente, fue a raíz de la exposición organizada en septiembre de 2018, en la Galería de Arte del Departamento de Humanidades del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM), que Olivera Alonso fue invitada a participar en una muestra en Inglaterra, que dio paso a su integración en La Tate Modern.

Sobre 2,000 visitantes asistieron a la exposición en Mayagüez, por lo que, como coordinadora del Breast Cáncer Art Proyect, Olivera Alonso fue invitada a exponer sus trabajos en febrero pasado en la colectiva de la Universidad de Cambridge.

Según narró, el mismo día de la apertura dos curadoras del proyecto, le hicieron acercamiento para unirse a la exposición en La Tate Modern. En efecto, a principios del pasado mes de marzo, le notificaron que tres de las obras del Breast Cáncer Art Proyect, serían parte de la muestra; siendo una de estas, su obra titulada Completa incompleta, oleo sobre tela que mide 18 por 24 pulgadas.

“Estoy concentrada en llegar con el proyecto a más sitios porque pienso que esa obra que está en el Tate, habla cobre el cáncer del seno, sobre la imagen.” La exhibición se titula Shifting Self Identity, la obra trata sobre la nueva realidad con la que tengo que bregar. Y es que, tras sobrevivir el cáncer de seno, Susan optó por no someterse a cirugía de reconstrucción.  

“Hay mucha controversia sobre la reconstrucción. En muchas partes del mundo a la mujer no se le da la opción. Y hay todo un movimiento. En mi caso personal opté por la no reconstrucción y la obra presenta a una mujer- que soy yo- con un brasier que se cae, pero no es un brasier, son mis senos que se me están cayendo”, explicó. “Estoy mudando una parte de mi cuerpo”, acotó.

“Completa/Incompleta” de Susan Olivera Alonso – Oleo sobre lienzo – 18″ x 24″ (Suministrada)

Resulta que, lugar de la reconstrucción de seno, Susan optó por realizarse un tatuaje en el pecho para conformarse con su nueva apariencia física. “Esta soy yo, esta es mi nueva realidad y estoy cómoda en mi piel y yo sigo siendo yo. No me falta nada de mi personalidad porque me falte esa parte de mi cuerpo”, reiteró.

Entre sus metas ahora, está llegar a otras ciudades y museos con su muestra y finalmente traerla a Puerto Rico para que más personas puedan concienciarse sobre el cáncer de seno.

Además, se imagina armando –a largo plazo- otra muestra de arte, nueva y refrescante, como artista sola.

El diagnóstico de Olivera Alonso fue en enero 10 de 2017, fecha que nunca olvidará. Según narra, a las dos semanas ya le habían realizado una mastectomía bilateral y a la semana siguiente ya estaba recibiendo quimioterapia. Por cuatro meses recibió la terapia cada dos semanas, seguido de varias complicaciones.  

Ante la enfermedad se ha visto sometida a la disección de cuello, una cirugía mayor en la que se extirpan ganglios linfáticos contaminados con cáncer. De hecho, previo a la apertura de la exposición de 2018 en el RUM, salió con otro nódulo positivo a cáncer en el cuello, por lo que se vio sometida nuevamente a cirugía. “Me  sacaron 10 nódulos mas debajo de la barbilla, hacia el lado izquierdo”, recordó con cierto pesar, destacando que hasta ahora lleva 26 cirugías en su cuerpo, relativas a la enfermedad. En mayo es su próxima cita médica de seguimiento.

Todo su proceso, la artista lo ha ido documentando en piezas y autorretratos. Desde el diagnóstico, las quimioterapias, la caída de pelo, los estados de ánimo, entre otros grabados que nacieron de sus clases con el profesor mexicano Baruch Vergara.

Avatar

laislaoeste@gmail.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

error: Content is protected !!
%d bloggers like this: